Plátano por la noche, ¿bueno o malo?

Hacer un post sobre este tema, es casi tan burlesco como decir que el vino disminuye el riesgo cardiovascular porque contiene resveratrol.

Bueno, centrémonos en el plátano, esta fruta a la que se le generó mala fama por su gran aporte calórico y que sigue perpetuada en la actualidad, de ahí que no se pudiera tomar por la noche si en teoría “no la vas a quemar”, cuando en todo caso nos deberíamos centrar en las calorías consumidas durante todo el día.

Los beneficios del plátano prevalecen sobre su aporte calórico

Esta fruta como tal, aporta varios beneficios independientemente de cuándo la ingiramos, como un gran conjunto de vitaminas y minerales, uno de los beneficios a resaltar es su contenido en triptófano (precursor de la serotonina o 5-hidroxitriptamina), es un aminoácido esencial que por la noche nos ayudaría a conciliar el sueño.

Un descenso del triptófano libre cerebral, afectaría negativamente a la hormona neurotransmisora (serotonina), involucrada directamente en el sueño profundo o delta

En la actualidad, se le da demasiada importancia al tema que nos está ocupando y no debería de ser así, ya que no tiene una base científica con peso que respalde un efecto negativo al respecto. Habría que darle más importancia a otros factores, como la falta de actividad física, la ingesta de alimentos insalubres, un descanso insuficiente o el consumo de tóxicos. A lo largo de nuestra vida hemos crecido con diferentes bulos alimentarios que nos han llevado a creer que nos estábamos alimentando de forma incorrecta.

Aquí hemos citado el caso del plátano, pero igualmente se puede extrapolar a otros muchos alimentos beneficiosos para la salud que por desinformación, hemos creído que eran perjudiciales al ser ingeridos por la noche.

Por el día o por la noche, cuando tú quieras

En conclusión, puedes comer plátanos o cualquier otra materia prima alimentaria, o incluso un alimento procesado (como puede ser el yogurt natural sin azúcar) sin ningún tipo de problema a lo largo de las 24 horas del día.

De hecho, si tu problema era pensar que no quemabas sus calorías por la noche, debes saber que nuestro cuerpo consume menos calorías sentados en el sofá viendo la televisión, que durmiendo.

Así que si quieres comerte un plátano por la noche… ¡cómetelo y disfrútalo!

Bibliografía:

– Colegio Médico del Perú. LF, Tello Rodríguez T, Ortiz Saavedra PJ, Chávez Jimeno H. Acta médica peruana. [Internet]. Acta Médica Peruana. Colegio Médico del Perú; 1972 [citado 12 de junio de 2018]. 233-237 p.
Disponible aquí
– Issn O, Sánchez GB. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología. Rev Cuba Obstet y Ginecol [Internet]. Editorial Ciencias Médicas; 2014 [citado 12 de junio de 2018];39(1):1-6.
Disponible aquí

Sobre el autor
Roberto Sánchez

Roberto Sánchez

Dietista-Nutricionista. Antropometrista por la Sociedad Internacional para el Avance de la Cineantropometría (ISAK). Miembro de las Fuerzas Armadas. Amante del deporte y comprometido con la salud. Mi propósito es divulgar la mejor evidencia disponible sobre nutrición y alimentación saludable con la intención de promover buenos hábitos alimenticios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *